El fenómeno Àbíkú: Origen espiritual y tratamiento de la conducta auto destructiva.

Abiku

Muchas veces he conversado al respecto del tema Àbíkú (Nacido para morir de forma prematura), hoy me doy la tarea de investigar un poco más para poder ampliar el conocimiento no solo mio sino de aquellos que necesiten aprender más de nuestra hermosa cultura; sé que muchos de mis estimados lectores podrán encontrar basta información en Internet. Sin embargo, es prudente ampliar para que al momento de conversar podamos tener un poco mas de criterio y abordar situaciones que se viven con más claridad.

A continuación veremos un trabajo efectuado por el Dr. Mateja Tomsic, quien también es sacerdote de Ifa en Nigeria, con algunos detalles colocados por mi persona…

1. Abstracto

La filosofía de Ifa original de África, que ha sido conservada hasta el día de hoy por el pueblo Yorùbá, contiene toda la obra de la comprensión de la vida humana, el carácter, la predestinación, el destino y la naturaleza. Uno de los retos más difíciles es cómo tratar (curar) a alguien, que nace con la energía de Àbíkú – nacido para morir de forma prematura (nacido para experimentar una muerte prematura).

Ifa considera la prioridad superior individual, utilizando todos los conocimientos y los instrumentos que se ocupa de hacer la vida de los individuos bien aquí y ahora, en esta vida. Todo el mundo nace con alguna suerte de predestinación. No es el destino, porque si algo está destinado, entonces el individuo no tiene ninguna manera de cambiarlo. Pero cuando está predestinado algo, alguien puede darse cuenta de eso o no, porque todo el mundo es responsable de su propia vida.

En la vida tenemos todo lo que podemos llamar buena suerte: el progreso, la longevidad, la salud, la fortuna… Pero lo bueno va de la mano con energía destructiva, y si deseamos alcanzar el bien, tenemos que neutralizar el mal. Podemos clasificar la energía destructiva en cuatro elementos destructivos básicos: la muerte (Ikú), la enfermedad (àrùn), el fracaso / perdida (òfò) y confusión (ejó). Cuando consideramos a una persona que tiene el síndrome de Àbíkú, significa que estas destructivas energías están constantemente acechándolo y que se encuentra bajo una fuerte influencia en al menos un área de algunos de estos elementos. Cuando todo parece ir bien, y de repente parece como si una de estas energías, se ha activado, da la impresión de estar fuera del control de la persona.

Espiritualmente, se considera a las personas con esta energía, que han sido muy involucradas en un mundo espiritual paralelo. Se considera que tienen su propio grupo en el mundo paralelo, que tira constantemente de esa persona o hace de su vida en este mundo un hecho insoportable, y buscando que él quiera irse de aquí cuanto antes, (por la vía que sea).

Este fenómeno es tratado en Ifa con el uso de  “Egbe” – que es “la energía de una sociedad espiritual” (Egbe no es un Orisa), con quien es necesario detener el bordado excesivo, hacer pactos y conexiones similares, de modo que esta persona pueda vivir una buena vida. Una persona con esta energía no se trata como problemática, pero es entendida y tratada de modo de mantener los elementos positivos de esta energía. De hecho, casi todos los que tiene esta energía presente, probablemente tiene un talento excepcional y capacidades que podía, con el tratamiento adecuado, desarrollar mejor que otras personas.

Este preservado conocimiento puede contribuir mucho en el proceso de la educación, así como el tratamiento de personas. Las personas con este síndrome suelen ir a los médicos, pero ese tipo de tratamiento no ayuda, y en una situación extrema diferente a alguien con esa energía pueden vivir y recuperarse cuando ya no es esperado.

2. Ori

Con el fin de entender por lo menos un poco sobre esta energía, primero tenemos que mirar en el concepto de un ser humano según la tradición Yorùbá y la forma en que se entiende por Ifa, así como otras prácticas espirituales. El concepto de la vida comienza con la concepción de un ser humano en su Ori (lo que llamamos el tubo neural que se crea el primer mes en el feto).

Ori es simbolizado por la cabeza y es a la vez un símbolo de nuestro destino. Lo que es importante para el destino es nuestro lugar en la vida, el ciclo de vida de este momento, otra cosa que es importante, es la cuestión de cómo descubrir nuestro propio tiempo. Ori es la esencia de un ser humano, Ori es la guía y guardián de nuestra vida con una especialidad – Ori ha estado con nosotros desde antes que naciéramos, nos sigue a través de toda nuestra vida hasta la muerte y más allá. En consecuencia, todos nuestros accidentes, conflictos que nos encontramos, son reflejos de nuestro Ori. Podemos considerar Ori como la fuente de todo, el fundamento de todo lo que experimentamos en la vida. Es la energía que nos motiva a todo, y es responsable de nuestra energía dinámica, por nuestros logros, nuestros errores, nuestra consistencia, y todo nuestro momento emocional, nosotros sabemos que:

• Ori Ire – buena suerte, buena Ori, buena cabeza, buen destino.
• Ori Buruku – mala suerte, mala Ori, mala cabeza, mal destino.

Todo esto es muy visible en nuestra vida. Podemos reconocer a las personas que tienen buena suerte, pues  se encuentran en buen estado de ánimo, y aquellas personas que tienen mala suerte, es porque se encuentran en mal estado de ánimo, por lo tanto poseen un destino negativo.

Para que entendamos la energía de Àbíkú es importante entender los fundamentos de Ori y el concepto del destino. Si queremos entender por qué un niño en una familia tiene una actitud positiva, mientras que sus hermanos tienen un enfoque negativo, debemos entender el concepto de Ori. Si queremos entender por qué en un determinado período de vida de una persona determinada hay un accidente, un giro negativo en la vida ocurrió, debemos entender lo que Ori representa.

Ori es una elección individual de una vida humana. Todo el mundo tiene derecho a su propia elección, sea esta mala o buena, con experiencia o sin, con riesgo o sin él. Lamentablemente, ese mismo Ori que escogimos puede volverse contra nosotros.

De hecho, nuestra energía más vital es lo que nos puede defraudar cuando más la necesitamos. Cuando trabajamos para nosotros mismos, en realidad es nuestra inteligencia quien nos puede fallar.

Nuestros recursos de vida también son nuestras experiencias, nuestra seguridad personal y la autoconfianza – todos los recursos que necesitamos para sobrevivir. Todo esto puede colapsar. Eso nos lleva a la destrucción, a las experiencias negativas.

Los accidentes ocurren debido a esto, tomamos decisiones equivocadas, nos enojamos sin razón alguna, o se cae en una profunda depresión. Podemos considerar esto como fracaso de nuestro Ori en un cierto ciclo de vida. Este está más allá del concepto de religión alguna. Este es el concepto de un ser humano. Ori es la naturaleza de un ser humano, el poder del destino. Ori es el guardián personal, responsable de todas nuestras acciones nobles o desleales, nuestra vitalidad, nuestros logros y de nuestros fracasos. Es nuestra esencia.

Ori es el principio que sirve a las necesidades humanas básicas, a fin de tener una vida digna. Las necesidades básicas son: el sentido común, el conocimiento de nuestras propias limitaciones, la responsabilidad y el miedo. También se necesita el miedo, porque si no lo tenemos, siempre iríamos más allá de nuestras limitaciones. Cada vez que vamos más allá de nuestras limitaciones, nos exponemos a mayores riesgos.

Cuando las personas con este tipo de energía se exponen a riesgos en extremo, a menudo los dejan con un daño irreversible. Es entonces cuando tendemos a decir: “Ese era su destino”, sin embargo, el destino es en realidad sólo una consecuencia de la irresponsabilidad de uno mismo. Las experiencias que siguieron usualmente no fueron satisfactorias, generando con ello traumas.

Nuestro Ori es responsable de todas las energías que se necesitan con el fin de que protejamos nuestras vidas, para garantizar nuestra supervivencia y la posibilidad de otra vida. Pero nuestro Ori también es responsable de todas las energías que nos llevan a nuestras muertes. Si no utilizamos todos nuestros recursos naturales, con la adición de cosas positivas en nuestras vidas, podemos encontrar un gran número de experiencias negativas. La paradoja de la vida es que hay una gran cantidad de personas que ni siquiera les importa los riesgos que toman, no les importa si están protegidos o no, y al final en realidad están cavando sus propias tumbas.

Cuando hablamos de Àbíkú podemos ver que un montón de gente le gusta sufrir y que no se preocupan por su sufrimiento. Sus sentimientos y sus actividades siempre están conectados con el sufrimiento. Si nos fijamos en la vida de los críticos, podemos ver fácilmente esto. Esta es una tendencia para todo el mundo que tiene la energía Àbíkú. La realidad de Àbíkú está conectada a su Ori. Àbíkú es alguien, que no se preocupa por su propio sufrimiento, sufren con una sonrisa. La dulzura y la amargura son dos extremos que están presentes en todo momento. Esta es la energía del Ori del Àbíkú.

3. El gran problema del Àbíkú

Ori es la única deidad que jamás nos abandona. Nuestro carácter y nuestra personalidad nos acompañan hasta el final; nuestro conocimiento y nuestra sabiduría nunca nos dejan. La energía de nuestro Ori es además la energía que hospeda todas las cosas en nuestras vidas. Ori es la base  de todas las experiencias positivas y negativas en la vida. Esto significa que estamos en el centro de atención, que nosotros tenemos la energía que es responsable por todo. Nuestro Ori es nuestro mejor amigo, pero al mismo tiempo nuestro Ori puede también volverse nuestro peor enemigo. Nuestro Ori puede destruirnos, pero puede también esperar en el camino por nuestra salvación.  Nuestro mayor enemigo es nuestro conflicto interno.

Cuando tenemos enemigos externos, podemos tratar fácilmente con ellos: dejar a nuestros “amigos”, cambiar nuestros puestos de trabajo, alejarnos o romper con nuestros socios. Tenemos la posibilidad de elegir, la posibilidad de lanzar lejos lo que ya no necesitamos. Sin embargo, cuando mi peor enemigo está dentro de mí (lo que siempre aconsejo a los hijos de “Osa” y de “Odi”), el proceso gradual de autodestrucción puede comenzar.

Nuestra incapacidad, nuestra valentía exagerada, nuestra falta de restricciones, todo esto puede crear un enemigo dentro de nosotros. Estas son las energías que no son amables con nosotros. Lo más peligroso es que esta energía dentro de uno mismo la confundamos creyendo en algo positivo. Por ejemplo: “Soy fuerte, capaz y puedo conducir rápido, acelero con fuerza sin ninguna restricción”.  Para este tipo de personas esta energía se convierte en algo que ellos creen es su ventaja y están orgullosos de ello.

Cada comportamiento, cada relación de las cosas, situaciones que exponen a la persona a un peligro y  riesgo, es Àbíkú. Cuando algo le sucede a este tipo de persona, la gente considera esto como un accidente, algo que estaba destinado a sucederle.

Pero no funciona de esa manera, sucedió debido al hecho de que la persona no respetó sus restricciones, fue irresponsable. Si una persona no puede nadar, o es consciente de que no es un muy buen nadador y salta en un río profundo a pesar de eso y se ahoga, esto no es accidental pero en realidad es una auto – condena, un suicidio.

A veces, las personas no son conscientes de que se están condenando a sí mismo a la muerte, a la auto – destrucción, porque están arriesgando demasiado. Ciertas personas son tan tercas que hacen cosas que dicen es normal cuando ven que la gente indica que no es normal para ellos.

Àbíkú no acepta la vida constantemente normal. El Àbíkú es terco y siempre hay sentimientos fuertes y diferentes gustos de la vida presente.  El hecho de estar detrás de estas condiciones negativas es el potencial del Ori de Àbíkú que puede traer la destrucción, evidentemente.

El Ori del Àbíkú es un aumento de la energía que provoca el Àbíkú para tener una personalidad extremadamente intuitiva, a ser una persona con una intuición excepcional, una gran inteligencia, y una confianza extraordinaria. Pero el Àbíkú siempre está muy consciente de que nada es demasiado para  tornarlo negativo. Todas las energías positivas pueden llegar a ser negativas si no encuentran un punto de equilibrio, una armonía. Aprender sobre energías Àbíkú presenta un gran desafío en la forma de entender y armonizar estas energías. Si tenemos hijos Àbíkú o familiares es un reto el entender estas energías y encontrar la mejor manera de limitarlos dentro de estas energías o ponerlos en una especie de un mínimo equilibrio. Es un hecho que algunas personas vienen a este mundo con un Ori positivo y otras con uno negativo.

En términos más claros, Ori significa que cuando mostramos la puerta a alguien y le decimos: ” ahí está la puerta “, la persona se da vuelta y va en la dirección opuesta. Hay muchas personas que les gusta esto. Ellos ven el camino, ven la puerta abierta, pero van en la dirección opuesta. Esto no pertenece a ninguna mitología, es la simple realidad.

Esto es todo lo que tratamos de entender con el fenómeno Àbíkú – tratar de ablandar lo duro, lo problemático, (lo pesado) hacer que el Ori de ese individuo sea menos terco,  esa pasión por la flojera a la vida que provoca la muerte o se expone al peligro. Nuestro Ori es la base de todo en la vida, ya que la fuente de todo en la vida se forma desde el principio. Cuando aceptamos nuestra Ori, nuestro destino es de alguna manera decidido. Hay muchos recursos que pueden ayudar a cambiar lo negativo en positivo. Un ser humano puede ser completamente renovado. Lo hacemos con el fenómeno de Egbe, Àbíkú e Ibeji.

4. ¿Qué significa entonces la palabra Àbíkú?

Literalmente Àbíkú significa: nacer para morir, nacido para la muerte prematura. En la vida, existen dos puntos extremos – natalidad y mortalidad; igual que la felicidad y la tristeza, positivos (gún) y negativos (ero). Presentan un sentimiento amable para la verdad, porque la única verdad es que todos nacemos para morir. Esto es lógico. Pero no es lógico morir antes de nuestro tiempo, que experimentemos una muerte trágica, que tengamos una vida miserable, llena de sufrimiento, tristezas y preocupaciones.

Todos vamos a morir algún día, y en ese sentido todos seriamos “Àbíkú”, (en su concepto literal), o sea, todos debemos morir… La única dificultad es que no aceptamos y no reconocemos una muerte prematura. Todos sabemos que la vida es un gran desafío; también somos conscientes de que todos somos capaces de hacer frente a los desafíos de la vida y llegar a ser los ganadores en la vida. Todos tenemos el derecho a la felicidad, la alegría, la paz y la satisfacción. El reto para crear esta es la forma de llegar a ella. Cuando hablamos de energías naturales y la manipulación de las energías de un mundo paralelo, usamos la energía para neutralizar o completamente destruir nuestro enemigo interior, quien destruye nuestro humor, nuestro coraje, nuestra auto – confianza, nuestra pasión para la vida , nuestro deseo de paz y placer en la vida.

Al mismo tiempo, esto tiene que convertirse en una celebración diaria. Las cosas que nos dan la buena suerte y la felicidad son en primer lugar, nuestra capacidad de entender la vida. Si usted por ejemplo, me regala un carro, mi felicidad no  debería ser más grande debido a esto, sólo puedo estar más satisfecho. Mi buena suerte, felicidad, mi sentimiento de alegría es la energía suprema dentro de mí y no tiene nada que ver con las cosas que hago o recibo. Mis logros son exclusivamente mi satisfacción y no son una base para la felicidad. Si fuera diferente, que los que no tienen dinero, el amor, los que están enfermos o que viven en la pobreza, no sería capaz de mostrar una cara feliz, sonriente. Algunos Àbíkú son depresivos o no se permiten ser felices. Se niegan a sí mismos el derecho a ser felices y es que en realidad no son felices. Cuando un niño nace en una familia “normal “, un nacimiento familiar saludable representa un momento de alegría, presenta algo que podemos llamar una demostración de amor. Nace un niño, todo el mundo está contento y satisfecho. Aunque muchas veces nos equivocamos, ya que no queremos separarnos de la alegría y satisfacción.

El niño crece y empieza a traer disturbios, la gravedad se basa en el nivel de nuestro entendimiento. Ellos comienzan a mostrar su individualidad. En este punto empiezan a restringirse. Y así sucede que con el tiempo se persistente en destruir la personalidad de los niños, porque la palabra ” No” es la palabra que el niño oye con más frecuencia. Cuando crecemos la realidad de la vida les sigue diciendo: ” No, no y no”. Como si en realidad no tuvieran el derecho a una vida, como si no tuvieran el derecho a cometer errores, al riesgo. La palabra “no “a sí mismo anida profundamente en nuestra personalidad, sin duda, en la medida en que ninguno de nosotros quiere escuchar la palabra no. Siempre queremos alcanzar nuestros sueños, queremos que nuestros sueños se hagan realidad. Por eso no estamos preparados para oír la palabra “No” y ni siquiera lo intentamos, al menos, un poco para entender su significado. Cuando nuestros socios dicen “No” – esto es un problema, cuando nuestro jefe dice no – también es un problema.

Se trata de la “destrucción sistemática de la personalidad de una persona”. Un niño que no es un “radical Àbíkú” nace normalmente después de 9 meses de embarazo. Si pertenece a los “verdaderos” Àbíkús que no quieren nacer, va a nacer antes de tiempo, antes de que finalice el embarazo normal (después de 6-8 meses). Después del nacimiento del niño muchas cosas comienzan a suceder, la formación de su carácter, su personalidad. En este período de crecimiento el niño reconoce a la gente que lo ama y los que le rechazan. Y así comienza a comprender la definición de su vida. Se comienza a distanciar de la gente y comienza a temerle a la vida. Cuando miramos a una persona dentro de nuestra familia o entre nuestros amigos a veces tememos por ellos – ¿lo que es su vida va a ser en el futuro?  ¿Vivirán mucho tiempo? Sabemos que las personas que enferman de diferentes enfermedades cada seis meses, es natural que nos hagamos esa pregunta en ese momento. ¿Qué será esa cosa, que hace que algunas personas se enferman una y otra vez, mientras que otros no lo hacen? ¿Por qué algunas personas les gusta ponerse en riesgo y, sin embargo otros no quieren arriesgar nada en su vida? ¿Qué es lo que lleva a las personas a las experiencias trágicas en fechas especiales o en ciclos especiales de la vida (justo antes de la graduación, el matrimonio, de luna de miel)? ¿Por qué en este período y no en otro? Todo esto es lo que crea el universo de Àbíkú.

Si nos remontamos al embarazo y el parto: experiencias de aborto espontáneo, muerte prematura, enfermedades constantes o madres decisión de hacer un aborto – son todas acciones que sólo Àbíkú puede permitirse. Hay acciones Àbíkú que se llaman Emere.

Emere es un niño con un comportamiento oculto: a veces muy terco, rebelde, desobediente, con una pasión por los accidentes, en constante provocación, toman riesgos, un niño que ama la venganza, a menudo se enferma (siempre con una temperatura elevada o hipotermia), a menudo llora sin razón, siempre habla consigo mismo, juega solo o simplemente no quieren jugar con otros niños.

A veces Emere crea un escenario para sí mismo y también juega todos él mismo haciendo todas las funciones. Los que tienen este tipo de energía a menudo habla con sus amigos imaginarios, se queja con ellos y lucha con ellos. Tales manifestaciones son posibles. Cuando llegan a la edad escolar mayor parte del tiempo que no tienen un modo de vida tradicional. Se destacan del sistema tradicional. Es por eso que decimos que son obstinados, rebeldes. No es cierto, sin embargo, que ellos son rebeldes sólo por malicia, porque Àbíkú le encanta ser diferente a sus pares. Al mismo tiempo Àbíkú presenta un conjunto de características positivas del hombre. Tenemos que entender lo siguiente: Lo que cuenta no es lo que tenemos, sino lo que hacemos con lo que tenemos. Ese es el problema del Àbíkú. Los que tienen esta energía, que consideramos sobrenatural, necesitan un agarre espiritual para que ellos puedan convertir esta energía en su propio beneficio. Àbíkú es muy intuitivo y la pregunta es ¿cómo evitar que usen esta intuición para la auto – destrucción? Cuando alguien tiene demasiada energía, demasiado poder, no es bueno porque él llega al punto en que no sabe qué hacer con todos estos recursos.

5. Àbíkú Fenómeno y Egbe.

Existe una sociedad de Àbíkú, el universo de Àbíkú actualmente. Uno de los más dañinos
aspectos de un Àbíkú es que ellos están siempre muy conectado con los de su mundo espiritual.  Están en el mundo visible e invisible al mismo tiempo. Ellos viven en estos dos mundos al mismo tiempo. Tienen pesadillas, algunos siempre duermen con los ojos abiertos, pueden ser sonámbulos, puede ir a la cocina en el medio de la noche a beber agua y cosas así…

Por la noche el Àbíkú puede manifestarse de una manera similar a un sueño, pero en su ser no sueñan más, lo que en realidad sucede es que viajan a otro mundo donde se encuentran con sus amigos. A veces, cuando regresan a este mundo, se acuerdan de esto cuando se despiertan, pero también a menudo no lo hacen. A veces tienen mucha información confusa acerca de lo que les sucede en la noche. Pero que en realidad no son sueños sino transformaciones Àbíkú, porque Àbíkú siempre vive una vida paralela. A veces se despiertan en el otro lado de la cama, a veces
incluso se caen de la cama. Àbíkú está en ambos mundos en todo momento. Al igual que niños, los Àbíkú adultos también pueden mojar su cama.

Hay muchas manifestaciones nocturnas y diarias, es por eso que los llamamos Emere que significa “<<relación sobrenatural>> – comunicación simultánea con los mundos visibles e invisibles”. Esa es una peculiaridad positiva en un ser aunque siempre hay dificultades sobre lo que un Àbíkú hace con su energía.

Si no apoyamos Àbíkú con suficiente energía, con fuente son de conocimiento lo suficientemente grande, puede venir a los abusos de sus habilidades. Por eso hacemos todo lo posible para entender al Àbíkú. Teóricamente hablando, existen dos grupos de Àbíkú y son ambos miembros de Egbe, porque Àbíkú es el aspecto físico de fenómeno de Egbe. Las personas que nacen con tendencia al miedo, los desafíos, las energías sobrenaturales, las energías misteriosas, que tienen una relación misteriosa, diferente hacia el mundo, una especie de formas misteriosas de la vida, no son así porque están tratando de ocultar algo, pero son así por todo lo que está sucediendo en sus vidas. Un grupo de este tipo de personas son las que forman una sociedad llamada Egbe. Àbíkú siempre tienen algún tipo de acuerdo con sus familias. Algunos de ellos tienen un pacto tan fuerte que en realidad ya tienen una fecha fijada para su muerte, la de salir de este mundo y volver al universo de Egbe. Si nos fijamos en un círculo de nuestros amigos cuando algunos han muerto, especialmente si ellos murieron jóvenes, veremos que una muerte trágica es de lo que se trata, a veces la razón de ello también es una completa tontería, estupidez o es ilógica. De algún modo se fue de este mundo con demasiada facilidad.

A veces no mueren, pero viven con las consecuencias del momento en que ellos deberían haber llevado al otro mundo. Àbíkú muy a menudo tienden a tener marcas en su cuerpo y es común que los niños les gusta esto nacen con una gran cantidad de marcas de nacimiento en sus cuerpos. Algunos consiguen las marcas en sus cuerpos sólo después que un accidente ha ocurrido.

Àbíkú experimenta períodos en los que las experiencias negativas son más intensas. En la mayoría de los casos esto sucede durante períodos importantes de la vida de un Àbíkú. Imagine que alguien muere la noche antes de su boda, graduación, al mudarse a una nueva casa, en alguna fecha importante. Todo esto sucede con la intención de evitar que la felicidad en la vida del Àbíkú y todos los que le rodean. La edad del Àbíkú es un factor muy decisivo. Antes que el Àbíkú  naciera, él acepta su destino o lo elige. Antes de nacer, de alguna manera se separa de su familia que está en otro lugar, en otro universo. Àbíkú tiene un pacto, un acuerdo con sus familias, que van en un determinado período de traer el sufrimiento en la vida de sus padres en el mundo visible, tiene un accidente, enferma, los decepciona, se suicida o muere de alguna enfermedad. Al mismo tiempo que tienen un acuerdo para estar en constante contacto con los amigos espirituales y sus familias. Egbe es una sociedad de amigos espirituales y los Àbíkú están siempre en deuda con ellos.

Pero sólo aquellos que no se preocupan por la vida puede ser Àbíkú. Àbíkú se despierta por la mañana y dice: “Hoy, yo no me voy de la casa”.

De esta manera se niegan a sí mismos a la posibilidad de vida. Àbíkú son todos aquellos que se niegan a sí mismos la posibilidad de vivir. Imagine a alguien que se castiga a sí mismo, que se condena a sí mismo, que dice que “no” antes de escuchar el final de la frase, sencillamente no lo hará, a pesar de que sabe que eso que haga le traería alegría, la felicidad y la satisfacción; se acusa a sí mismo y se condenan. Àbíkú es capaz de esto. Se niegan a sí mismos el derecho de alegría y felicidad. Él es capaz de destruir todo lo que es bueno y si no lo hace tiene un problema, o crea uno. Si no existe una situación desagradable, la creará. Cuando algo bueno está pasando, como una celebración, la evitará. Àbíkú tiende a ser muy vengativo. Si alguien ama la venganza y la disfruta es el Àbíkú.

Todos estos son posibles formas de Àbíkú, la energía Àbíkú se manifiesta de esta manera. Así es como los detectamos a ellos, y es importante que cortemos las raíces, cambiando su energía, que cortemos el pacto antes de que sea demasiado tarde. El hecho es que los padres pueden dedicar tiempo a un Àbíkú cuando todavía es un pequeño niño, pero cuando crezca con todas sus capacidades que no se utilizan correctamente será considerado como problemático. La gente no tiene el conocimiento para entender y para señalar la dirección correcta para alguien que tiene esta energía.

6. Àbíkú Acción y Cualidades

Cuando tratamos a un Àbíkú también tenemos que tratar además a los padres de la familia y toda la sociedad que convive con él, de lo contrario no habrá ningún resultado. Àbíkú tiene su camino que puede llevar a muchas ocurrencias desagradables debido al pacto que él tiene con el mundo espiritual. Este pacto puede romperse. Al mismo tiempo, la gente tiene mucha comprensión hacia la destrucción. Creemos que la destrucción es algo normal, aunque evidentemente que no lo es.  La espiritualidad, es la única manera de proteger a las malas acciones de un Àbíkú. Àbíkú es alguien que es muy fiel y leal a su grupo que se llama Egbe. Egbe es una comunidad espiritual como ya hemos dicho, y ellos son sus amigos espirituales. Àbíkú tiene un acuerdo con Egbe acerca de lo que hará en su vida, sobre todo lo que va a provocar en su vida, sobre el ciclo de la vida – cómo va a comenzar, vivir y cómo va a acabar con ella. Sabemos que la muerte es algo que a todos espera. Si alguien se decide morir hoy,  es posible que lo haga. Y si fracasa, no tendrá éxito sencillamente porque fue mal ejecutado. Para sacar el coraje para suicidarse no es nada más perder el miedo. Si una persona comienza a decir cómo le gustaría morir y no se hace nada al respecto, un día se despierta y ese día le parece como el perfecto para morir, especialmente si esa persona es emocionalmente inestable. Esto es parte de lo que el Àbíkú encanta hacer. Sólo un Àbíkú se lamenta diciendo que él se cansó de todo. Al mismo tiempo, tenemos que tener cuidado con otra acción Àbíkú: Los que se suicidan y sobreviven tienen sus vidas devaluadas por sus seres.

Si ellos no logran cometer suicidio físicamente, de alguna manera ellos se las ingenian para dejar de vivir.  Comienzan a no tener ambiciones, ni sueños de ningún tipo, no hay desafíos sin riesgos – son muertos a pesar de que todavía están vivos. Sólo respiran. Para estar viviendo muertos estarán activos sin importar los resultados o logros. Algunos se suicidan a pesar del miedo, sin importarles nada.

Nuestra vida está llena de expectativas. Mientras  todavía somos niños las expectativas del universo hacia nosotros siguen siendo mínimas. El riesgo de la energía Àbíkú para mostrarse en sí es mínimo. Un niño pequeño todavía no ha sido presentado a un solo desafío. El único riesgo que se enfrenta es enfermedades para las que el niño es propenso, y si por casualidad se trata de un Àbíkú. Luego están los llamados accidentes domésticos: se caen al suelo, las colisiones y tales que son peligrosas para los niños. La energía de los niños es la que conduce a los accidentes. Cuando crecemos tenemos toda la justificación para poner la energía Àbíkú en acción. Comenzamos con sentimientos de inferioridad, la desobediencia, el miedo o valentía exagerada como ya se hablo. Tenemos muchas de esas posiciones ante la vida que debilitan nuestra actitud hacia la vida, que siempre se manifiesta a través de la enfermedad.

Cuando despiertan, es normal que algunos digan: “Hoy, no quiero hacer nada, no me importa nada, no hay nada para alentar o que me interese,  y nada ni siquiera vale la pena probar”.
Es importante que si usted se siente reflejado en esto que hablamos, sepa que nadie más puede amarlo, el hecho es que usted es el único que debe quererse así mismo.

El Àbíkú  piensa si no puedo hacerme feliz, no puedo hacer que alguien más, sea feliz. Porque ellos ni siquiera saben lo que es ser feliz. Este es el fundamento. Sólo puedo dar a otros lo que tengo, y si es que tengo demasiado de ello y si acaso es algo que sé o conozco.

Estamos hablando de la destrucción humana en este punto, sobre el aspecto ilógico de la vida, acerca de las sorpresas de la vida. Estas son situaciones en muchas cosas negativas que suceden a alguien que es Àbíkú. Esto siempre conduce al sufrimiento y la enfermedad. Cuanto menos entendemos espiritualmente, más sufrimos.

Àbíkú está siempre activo. ”Àbíkú Agba” siempre tiene momentos críticos en la vida y se asegura de que estos eventos críticos ocurran exactamente en los momentos importantes de nuestras vidas, a menudo en nuestros cumpleaños, un poco antes del cumpleaños o un poco después, en la graduación, en bodas, en algún importante logro, tal vez al nacer; más comúnmente cuando
se trata de algún tipo de evento social: En resumen, en los momentos más importantes de nuestras vidas.

Con los Àbíkú es importante entender sus luchas por la vida. Algunas personas renuncian a sí mismos, ellos no  quieren sencillamente vivir. Ellos encontrarán algún tipo de excusa, ya sea depresión, nerviosismo o algo más, pues cuando tenemos una excusa entonces no tenemos que hacer nada, no tenemos que molestarnos. Yo no estoy hablando de las restricciones naturales.

A veces la depresión y el nerviosismo son algo natural, fenómenos no biológicos, a veces estos términos se confunden con locura. Es más fácil de llevar a alguien a un equilibrio quien tiene un verdadero problema mental, que aquellos que son incapaces de tener una buena actitud hacia sí mismos. Tal persona no tiene ninguna voluntad dada por la vida. El único riesgo que podemos tener con este tipo de personas es una sorpresa. Podemos considerarlo como “normal”, pero aún actuará destructivamente hacia nuestro amigo – algún día él hará algo que no nos gusta y decidimos que es necesario acabar con él. ¿Cómo es mejor en este caso?, ¿por qué estaría más normal que los que tienen dificultades mentales?

La destrucción de los Àbíkú tiene muchas caras, muchos aspectos. Donde quiera que hay una tendencia hacia la destrucción podemos encontrar la energía Àbíkú. La única dificultad es que no existe una escala para medir el nivel de destrucción. En muchos casos no podemos hacer nada por nosotros mismos, pero necesitamos a alguien que nos muestre la realidad, alguien que nos mantenga bajo control. Sólo podemos hacer esto con amor y paciencia. De lo contrario no podemos comprender que lo que es diferente a nosotros.

Con los Àbíkú sucede muy a menudo que aparece algunas depresiones similares – falta de gusto y pasión por las cosas que hacen en la vida. Algunas veces tienen una casa maravillosa, una casa, desde un punto de vista material que tienen todo lo que necesitan para llevar una buena vida, pero no son felices, y lo llaman “depresión”. Los Àbíkú son a menudo etiquetados con esto, aunque no es una depresión. Es un hecho que si alguien quiere negar todo lo bueno que tiene en su vida, se necesita algún tipo de excusa, y la depresión es una excusa muy conveniente en momentos como estos. En ciertos casos, si estamos en el lado opuesto a los intereses de un Àbíkú, tenemos que saber que el Àbíkú tiene una mente muy decidida. La mayoría de ellos son personas muy determinadas. Ahí es donde Àbíkús obtienen sus buenas cualidades. Es bueno tener una fuerte personalidad, es bueno saber decir no, incluso si lo decimos sin ninguna razón, es muy positivo, ya que se acumula nuestra auto – confianza. La mayoría de los Àbíkú  son muy seguros, por eso se arriesgan demasiado. Debido a que su confianza es demasiado grande, a menudo se olvidan de las restricciones y eso les lleva a arriesgarse.

La siguiente cualidad del Àbíkú es la intuición. Los Àbíkú saben cuándo van a tener un accidente, a menudo saben que van a romper sus brazos y piernas antes de que incluso suceda, saben que van a morir, algunos de ellos pueden decir la fecha exacta de su muerte. Tienen cualidades inusuales que les dan la posibilidad de manipular la vida.

Debido a eso, la mayoría de los inventores o las personas que han logrado algo muy especial en sus vidas son Àbíkú. Algunos de ellos tienen la bendición, la capacidad de compensar por mucho menos que un período de la vida a través de los logros que se alcanzan muy rápidamente, y en relativamente poco tiempo lograr mucho, como si realmente vivieran demasiado rápido. La característica de un Àbíkú es que si él quiere, puede castigarte o bendecirte. Pueden desearte bien  o mal, se puede creer lo que quiera, pero va a suceder.

7. Conclusión

Àbíkú, desde un aspecto espiritual, se mantiene constante, con el apoyo de Egbe. El hecho es que Egbe siempre son amigos de los Àbíkú, tal y como son, con todos los demás. Existe otra vida paralela, un mundo espiritual paralelo. Cada uno de nosotros tiene una vida paralela en el mundo espiritual. Nuestros amigos espirituales tienen un impacto decisivo en nuestras vidas positiva o negativa. Afectan nuestro comportamiento de forma positiva o negativa, para que sea más fácil para nosotros cuando se producen ciertas dificultades y nos impiden caer en otras nuevas.

Trabajamos en conjunto con estos amigos espirituales para que se equilibren con nosotros mismos y con la energía que nos lleva y tiene un impacto en nuestras vidas. Estos dos mundos están
fuertemente entrelazados uno con el otro. Cada uno de ellos tiene un impacto en el otro. Si alguien quiere ser feliz en el mundo visible, debe estar en equilibrio con sus amigos del mundo espiritual. Sin eso, no puede ser feliz. En la vida, muchas cosas lógicas que hablamos no traen ningún resultado, debido a que un árbol sólo no puede soportar si sus raíces no son lo suficientemente profundas. Un ser humano puede sobrevivir sólo porque tiene la energía espiritual que lo apoya, que  lo mantiene en su tiempo. Es por eso que todos y cada uno de nosotros debe descubrir su energía espiritual, cuidarla, apoyarla y nutrirla.

Como material didactico el cual considero importante en este estudio, dejo a continuación un articulo escrito por el Dr. Pierre Verger – Fatumbi.
: Pierre-Verger-ABIKU

Onareo.

Anuncios

11 comments

    1. Que Oshun te cuide, traten de reflexionar cada cosa, no es lo mismo leer para analizar y reflexionar, a leer por sencillamente leer… Las preguntas las trataremos aquí en el blog. Que Oshun te cuide.

  1. El abiku es un ser de luz o un demonio? Si es un ser predestinado a morir de forma prematura : cual es su misión? Porque vive el mundo visible e invisible sin saberlo? Porque el abiku son muertos a pesar de que estan vivos? Porque la vida del abiku es tragica o pasa por eventos malos? Porque el abiku esta en contacto con otros planos? El abiku es responsable de su destino? Si un abiku es gemelo y su hermano muere seguira en contacto con ese espiritu? Es positivo o negativo que los espiritus intervenga en la vida de un abiku, si manipulan su vida diariamente? GRACIAS

    1. Alaafia Alondra, que Oshun te tenga en buen recaudo, veamos tus preguntas.

      1ra. El abiku es un ser de luz o un demonio?
      Respuesta: Abiku como pudimos leer en el escrito previo son energías que se mantienen en un espacio del cielo denominado Egbe Orun (hogar en el cielo), no son ni malos ni buenos, son energías puras igual que las divinidades, y al igual que ellas pueden ser influenciados para actuaciones negativas, o positivas. Todo ello dependerá de como nuestro Orí se encuentre, si nuestro Orí es buruku (malo / negativo) entonces nosotros influenciaremos esta entidad hacia lo malo y nos llevará a hacer cosas peligrosas, pero si nuestro Orí es iré (bueno / positivo) entonces influenciamos a esta energía a hechos y actuaciones de alto valor en nuestra vida y en el mundo.

      2da. Si es un ser predestinado a morir de forma prematura : cual es su misión?
      Respuesta: El Abiku se desarrolla porque hace pactos en el cielo con su sociedad para regresar tan pronto como se cumpla ese pacto, sencillamente van y vienen no les gusta la vida, prefieren mantenerse en el cielo, por eso se deben hacer esfuerzos para ir cortando con esos pactos, su misión es cumplir con este pacto, pero dicho pacto, o condición se puede cortar o quebrar, por medio de los sacrificios preescritos, recordemos que sacrificio no es solo el matar animales y hacer cosas al pie de Orisa, es mantener también los consejos personales que han sido dados, de lo contrario perdemos nuestro tiempo.

      3ra. Porque vive el mundo visible e invisible sin saberlo?
      Respuesta: Un Abiku es una persona que no desea vivir, que nacio con esta condición (condición de nacimiento), cuando duerme esta persona, se traslada a Egbe Orun, y se reune con sus otros amigos (Omo Egbe Orun), que son niños y le dan mensajes, consejos, conversaciones que tienen. Normalmente son personas que tienen pesadillas constantes y situaciones como estas, al despertar vuelven al mundo visible, por eso viven en el mundo visible e invisible.

      4ta. Por que el abiku son muertos a pesar de que estan vivos?
      Respuesta: Porque una persona que no desea vivir, que NO DESEA ser feliz, entonces lleva la vida con desanimo, sencillamente nada le hace feliz, porque no sabe si quiera lo que es ser feliz, cualquier cosa que pueda hacerlo feliz el mismo tratara de llevarlo a que es malo, a que no es como quiere que sea, siempre tendrá esta persona Abiku una razón para NO SER FELIZ, y es eso lo que se debe evitar cuando sabemos y entendemos que tenemos este sindrome.

      5ta. Por que la vida del abiku es tragica o pasa por eventos malos?
      Respuesta: Porque el Abiku no quiere vivir, ellos quieren mantenerse en el cielo, allí ellos se sienten en compañia de sus otros amigos, por lo tanto buscan tragedias en sus vidas para regresar o recordar su condición.

      6ta. Por que el abiku esta en contacto con otros planos?
      Respuesta: Porque estos son niños de nacimiento especiales, en tu caso, tu eres una niña con un nacimiento especial el cual tuvo algún episodio extraño durante tu nacimiento o concepción, por ejemplo tu mama pudo o no tener abortos previos, o tuvo que hacer extremados esfuerzos para concebirte, y a pesar de ello naciste con enfermedades congenitas y así un sin fin de enfermedades… Al tiempo, no te sientes bien con tu forma de vida, todo te incomoda, no te sientes bien con los tuyos ni nadie aquí en la tierra, y eso ocurre porque haz hecho pactos en el cielo con otros amigos que esperan por cumplir ese pacto y como eres abiku tu tendencia siempre es regresar, por ello, es importante cortar con ese tipo de pensamientos y hacer los ebo que Orisa / Ifa indiquen.

      7ma. El abiku es responsable de su destino?
      Respuesta: Sí, al igual que todos, tu destino es lo que tu Orí efectua para el bien de ti, por ejemplo, tu puedes tener una idea pre-concebida, no se hace realidad hasta que la llevas a cabo, eso es el pre-destino y el destino. Los destinos se hacen realidad, mientras que el pre-destino es algo que podemos cambiar o mejorar. Si nosotros pensamos siempre “NO TENGO DERECHO A SER FELIZ”, o “NO TENGO DERECHO A TENER UN NOVI@”, eso se hace realidad, porque nosotros mismos estamos NEGANDONOS LA OPORTUNIDAD de ser felices.

      8va. Si un abiku es gemelo y su hermano muere seguira en contacto con ese espiritu?
      Respuesta: Los Abiku, al igual que los gemelos son niños de nacimiento especiales, en el caso de los Gemelos en nuestra cultura se les denomina “Ibeji”, que significa literalmente “Ibi= nacio, Eji= dos”, el nacimiento de dos niños en un mismo parto, es una condición, por lo tanto son niños de nacimiento especiales igual que los Abiku, en la cultura Yorùbá Ibeji es una sola divinidad que comparte en dos cuerpos el alma, o sea son dos fisicamente pero con la misma alma. Si uno de los niños Ibeji muere, el otro queda en una dependencia espiritual ETERNA con su homologo, por lo tanto debe mantener su contacto espiritual con su hermano muerto por medio de “ere” que son unos muñecos “magicos” que entregamos del dios Ibeji para corregir estas cosas, igual que la madre del Ibeji debe mantener conexion con la divinidad Ibeji para ayudarse. Haré un escrito acerca de Ibeji para ampliar mas el punto de vista de Ibeji y entender un poco mas de los “Omo Egbe Orun” o niños de nacimiento especial, QUE NOS SIEMPRE SON ABIKU. Se es Abiku si tenemos una actitud en la vida derrotista, si nuestras actuaciones son siempre para nuestro daño, o afectarnos, mientras vayamos cortando con esa actitud iremos observando que nuestro Ori tiene un UNIVERSO de posibilidades para nuestra felicidad.

      9na. Es positivo o negativo que los espiritus intervenga en la vida de un abiku, si manipulan su vida diariamente?
      Respuesta: Los espiritus siempre intervendran en la vida de todos, no solo del Abiku, mas NO MANIPULAN nuestra vida, quien manipula nuestra vida es nuestro PROPIO ORI, nosotros podemos ser influenciados por una energía positiva o negativa, pero depende de nosotros darle entrada a esa energía o no. Por muy buena o mala que sea seremos siempre nosotros los que escogeremos que seguir o no.

      Que Oshun te bendiga.

    1. Saludos Milagro,

      Gracias, recordemos que es un escrito que es traducido por mi persona, el cual no me pertenece, pero lo he traducido para ustedes y además he agregado uno que otro punto.

      Las reflexiones si son mias, y mucho conocimiento que no he colocado en el mismo pues evidentemente no todo se debe dar, hay que permitir que las personas lo descubran por su parte, esto solo es con la intensión de generar ese deseo de superación y aprendizaje en cada uno de ustedes., también les he colocado un adjunto con un articulo realizado por Pierre Verger Fatumbi que es importante para complementar el conocimiento.

      La información que doy es para abrir la mente de muchos practicantes de Orisa en America, pues como dice Victor Hugo: ” Si un alma sumida en las tinieblas comete un pecado, el culpable no es en realidad el que peca, sino aquel que no disipa las tinieblas”…

      En esta pagina ustedes iran encontrando información y aprendiendo de mi mano, es importante preguntar en cada articulo para profundizar en temas que quiza no estamos del todo claros.

      Onareo.

    1. Espero que hayas leído y complementado con los comentarios que ya fueron hechos, hubo preguntas que te interesaría leer.

      No es, para nada, un honor o grato ser Àbíkú, este sindrome es delicado, peligroso, y todo aquel que lo manifieste debe acercarse a un sacerdote competente para quebrar con el eslabón que le mantiene unido a tal condición.

      No lo tome entonces como algo bueno o positivo, debe hacer todo su esfuerzo por corregirlo.

      Ona’re o.

      1. ok raldaz, en mi casa de santo he sido inngnorada asi me siento yo, no he podido hcerme mis eboses y nada de nada en mis dos años solo he atendido mis guerreros y darle de comer a la tierra, siempre que voy me consultan con tabacos y siempre baños de evolución es lo que me mandan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s